Ideario

Nuestros centros inspiran su acción educativa en una concepción cristiana del hombre, de la vida, del mundo y se proponen:

  • Ofrecer a todos una educación integral a partir de los valores evangélicos.
  • Formar una comunidad Educativa, que sea una familia corresponsable en la marcha del Centro.
Promovemos un funcionamiento:
  • Abierto a todos, participativo.
  • Creador de relaciones de unidad.
  • Enraizado en el ambiente que le rodea.
  • Colaborador con la Iglesia local.

Concebimos al hombre como:

  • Ser abierto a la trascendencia.
  • Autor y sujeto de la historia y de su educación.
  • En búsqueda permanente.
  • Inserto en una sociedad pluralista en un mundo cambiante.

Entendemos la educación:

Como un proceso permanente que pretende el desarrollo armónico de la persona, para la comprensión crítica de la realidad y compromete en su formación.

Impartimos conocimientos, proponemos valores, promovemos actitudes y educamos comportamientos, impulsando el desarrollo progresivo de las facultades de los alumnos con intención de provocar una respuesta responsable y creativa, y la asunción de una escuela de valores que dé sentido a su vida.

Proyectamos nuestra educación más allá del aula, dando relieve a aquellas actividades que promueven el uso formativo del tiempo libre, la práctica del deporte, la organización en grupos, y la respuesta a inquietudes religiosas y sociales.

Los valores prioritarios en nuestro PROYECTO EDUCATIVO:

Valores transcendentes: religiosos y morales. Justicia – Verdad. Solidaridad – Amor – Fraternidad. Libertad – Responsabilidad – Profesionalidad. Familia. Cultura.